TENIS

Historia: Qué fue de… Pete Sampras, el ‘Rey del Swing’ en el tenis

Antes de que Roger Federer, Rafa Nadal y Novak Djokovic empezasen a instaurar su ‘tiranía’ en el tenis masculino, uno de los nombres más temidos en el circuito era del de Pete Sampras. El tenista estadounidense fue uno de los grandes protagonistas del tenis durante la década de los 90 pese a padecer talasemia y protagonizó bonitos duelos con otros grandes tenistas de la época como André Agassi. A continuación, repasamos la figura de Pete Sampras, el ‘Rey del Swing’.

Los inicios de Sampras

Hijo de George y Sammy Sampras, de ascendencia griega, el pequeño Petros Sampras nació en Washington el 12 de agosto de 1971 y desde los 3 años mostró su pasión por el tenis pasando horas golpeando la pelota contra una pared. Pocos años más tarde la familia se mudaría a California, lo que le permitió a Sampras unirse a un club para seguir puliendo su talento junto a Robert Lansdorp y Peter Fischer.

Los inicios de Pete Sampras en el circuito tuvieron como primer gran éxito su participación en Indian Wells, donde derrotó a Ramesh Krishnan y Eliot Teltscher, dos jugadores del Top-50, antes de caer en octavos ante Emilio Sánchez Vicario. Tras alcanzar las semifinales en Schenectady, Sampras hizo su debut en un Grand Slam en el US Open y pese a ponerse con dos sets a cero a favor no pudo superar al peruano Jaime Yzaga.

En 1989, ya dentro del Top-100 del ranking, Sampras sumaría su primera victoria en un Grand Slam en Roland Garros ante Jorge Lozano aunque en segunda ronda no tuvo opciones ante Michael Chang, mientras que en el US Open logró alcanzar los octavos de final tras superar en segunda ronda al sueco Mats Wilander, número 5 del mundo en ese momento. Sampras seguiría creciendo alcanzando los octavos de final en el Open de Australia y sumando su primer título ATP el 25 de febrero de 1990 en Filadelfia tras ganar en la final al ecuatoriano Andrés Gómez después de haber dejado por el camino a rivales de entidad como Andre Agassi o Tim Mayotte.

Su primer Grand Slam ante Agassi

Ese título espoleó aún más la carrera de ‘Pistol Pete’, que logró colarse en el Top-20 del ranking hasta que con 19 años llegaría la conquista de su primer Grand Slam en el US Open tras superar a tenistas de la talla de Thomas Muster, Ivan Lendl y John McEnroe y batir en la final en tres sets a André Agassi para sumar el primero de sus 5 títulos en Nueva York y ser el tenista más joven en conquistar el título, una marca que aún conserva. Sampras cerraría ese año de ensueño con la conquista del Grand Slam Cup de Múnich. A Sampras le costaría arrancar en la temporada 1991, ya que no sumaría un título hasta los torneos de Los Ángeles e Indianápolis en el mes de agosto y vería como Jim Courier le impedía revalidar el título en el US Open. Sin embargo Sampras logró ganar el torneo de Lyon y llegar a la final en París antes de vengarse de Courier y conseguir su primer título en las ATP Finals.

Al igual que en 1991 Sampras tampoco compitió en el Open de Australia de 1992 aunque en esta ocasión si sumó un triunfo en febrero en Filadelfia. Sin embargo Agassi le privó del título en Atlanta y también puso fin a su andadura en Roland Garros antes de que Sampras se destapase en Wimbledon, donde Goran Ivanisevic le privó de jugar la final, mientras que Andrei Cherkasov le dejaba sin opciones del oro olímpico en Barcelona 92. Sampras llegó lanzado al US Open tras sus triunfos en Indianápolis y Cincinnati aunque Stefan Edberg impidió que sumase su segundo título en Nueva York. En el tramo final del año ganó el título en Lyon y sumó su primera Ensaladera con Estados Unidos en la Copa Davis.

El inicio del idilio con Wimbledon

Sampras inició 1993 ganando el torneo de Sydney y alcanzando las semifinales en el Open de Australia antes de conquistar el Masters de Miami y subir por primera vez a lo más alto de la clasificación el 12 de abril de 1993 tras ganar el Torneo de Tokio. Ya como número 1 del ranking Sampras logró hacer historia en Wimbledon al conquistar su primer título sobre la hierba de Londres tras batir en la final a Jim Courier y ese mismo año también alzaría los brazos en el US Open tras ganar en la final a Cedric Pioline. Sampras sumó un nuevo título en Lyon a finales de temporada además de terminar como número 1 de la clasificación.

La racha de Sampras continuó en 1994 ya que, tras ganar en Sydney, conquistó su primer Open de Australia ante Todd Martin. Sampras mantuvo su voracidad con el título de los Masters 1.000 de Indian Wells y Miami y sumó otros tres títulos consecutivos en Osaka, Japón y Roma. Sin embargo, en Roland Garros caería ante Courier en cuartos de final antes de regresar a Wimbledon y revalidar el título en ‘La Catedral’ ante Goran Ivanisevic para agrandar su leyenda en la hierba de Londres. Sin embargo, Sampras se vio sorprendido por Jaime Yzaga en octavos de final del US Open. Tras ganar en Amberes, Sampras cerraría la temporada con un nuevo título de las ATP Finals y el número 1 mundial a final de año.

Sampras no pudo revalidar el título en el Open de Australia de 1995 tras caer en la final ante su gran rival, Andre Agassi, aunque se vengaría de esta derrota en la final de Indian Wells pero volvería a caer con Agassi por el título en Miami. Ese año Sampras cedería el trono mundial y tras caer en primera ronda de Roland Garros y se sacaría la espinita en la gira de hierba ganando en Queen’s y después superando a Boris Becker para sumar su tercer Wimbledon consecutivo. Por si esto fuera poco Sampras sumó su tercer título en el US Open tras ganar a Agassi en la final y cerró el año con el título en París y con su tercera temporada en lo más alto del ranking además de conquistar su segunda Copa Davis.

A las puertas de la final en Roland Garros

1996 no empezó bien para Sampras, que cayó en tercera ronda del Open de Australia ante Mark Philippoussis aunque sí logró batir a Agassi en San José para recuperar el número 1 y cimentarlo con un nuevo título en Memphis. Tras ganar en Hong Kong y Tokio Sampras inició su enésimo asalto a Roland Garros, el único Grand Slam que faltaba en sus vitrinas. Sin embargo Yevgeni Kafelnikov le dejó a las puertas de la final. Aunque el gran chasco para Sampras llegó en Wimbledon, cuando Richard Krajicek frenó la racha de victorias de ‘Pistol Pete’ sobre la hierba de Londres. Sin embargo Sampras logró sobreponerse con el título en Indianápolis y su cuarto US Open tras ganar a Michael Chang en la final. El estadounidense ganó el título en Basilea y también sumó un nueva victoria en las ATP Finals para terminar por cuarto año consecutivo como número 1 del mundo.

Sampras llegó con nuevos bríos a la temporada 1997, en la que logró su segundo Open de Australia tras ganar en la final a Carlos Moyá y siguió con esta inercia en el torneo de Filadelfia antes de verse sorprendido en Indian Wells y Miami. Tras la gira de tierra, donde no brilló, Sampras llegaba con ganas de revancha a Londres y allí sumó su cuarto título de Wimbledon tras ganar en la final a Cedric Pioline. Con su victoria en el Masters de Cincinnati, Sampras parecía lanzado a la conquista de un nuevo US Open pero Petr Korda frenó su andadura en octavos de final. El estadounidense se repondría con la victoria en la Grand Slam Cup y el Masters 1.000 de París además de terminar por quinto año seguido en la cima de la clasificación mundial.

La temporada 1998 no empezó bien para el estadounidense tras caer en cuartos de final en el Open de Australia y perder ante Agassi en la final de San José aunque posteriormente ganaría el título en Filadelfia y Atlanta y sumaría su quinto título de Wimbledon tras ganar en la final a Goran Ivanisevic en cinco sets. En la gira estadounidense Patrick Rafter le privó de ganar el título en Cincinnati y de alcanzar la final del US Open aunque Sampras se rehízo ganando el título en Viena antes de finalizar su sexta temporada seguida como número 1 del mundo.

El fin de la dinastía en el ranking

Tras no jugar en Australia, a Sampras le costó arrancar en 1999, ya que cedió el número uno del mundo y no logró levantar un título hasta el mes de junio en Queen’s, en lo que sería la antesala de su sexto título en Wimbledon tras batir en la final a Andre Agassi, a quien volvería a ganar en la final de Los Angeles. Sampras se vengó de la derrota del año anterior ante Rafter en Cincinnati pero una lesión en el torneo de Indianápolis le impidó jugar en el US Open. El estadounidense cerró el año con la conquista de las ATP Finals tras ganar a Andre Agassi, que puso fin a los seis años de dinastía de Sampras en el ranking tras finalizar el año como número 1 del mundo.

En el año 2000 Agassi hizo valer su condición de número 1 del mundo para superar a Sampras en las semifinales del Open de Australia aunque ‘Pistol Pete’ se redimió con su victoria en el Masters de Miami y sumó su séptimo título en Wimbledon tras ganar a Rafter en la final. Sin embargo, Marat Safin le impidió sumar otro doblete Wimbledon-US Open tras derrotarle en la final en Nueva York.

El último baile

En la temporada 2001 Sampras no pudo pasar de octavos en Australia y Agassi le privó del título en Indian Wells, mientras que en Wimbledon un jovencito Roger Federer le derrotó en cinco sets en octavos de final y en Los Ángeles Agassi le venció en la final. Sampras también llegó a la final en el US Open tras ganar a Rafter, Agassi y Safin pero en el partido por el título no pudo con Lleyton Hewitt.

En 2002 Sampras cayó ante Safin en octavos de final de Australia mientras que en Wimbledon se vio sorprendido por el suizo George Bastl. Sin embargo a ‘Pistol Pete’ le quedaba un último baile tras anunciar que se retiraría tras el US Open. En Nueva York logró su decimocuarto Grand Slam tras ganar en la final a Andre Agassi y puso el broche de oro a una de las grandes leyendas del tenis.

¿Qué hace Pete Sampras en la actualidad?

En la actualidad Pete Sampras reside con su mujer y sus hijos en California alejado de los focos mediáticos aunque es frecuente verle como espectador en los partidos de Los Angeles Lakers en el Staples Center. Sin embargo en 2010 sufrió el robo de la la mayoría de los trofeos conquistados que tenía guardados en un almacén aunque los recuperaría un año después.

Deja un comentario